Cuarentena y salidas de niños

El movimiento y la interacción del cuerpo con el medio es una, por no decir la forma, en que se desarrollan nuestros niños y niñas. Esto nos lleva a preguntarnos ¿qué ha pasado con el desarrollo de ellos y ellas a más de un año de la pandemia?  

Es importante tener en consideración que en nuestro país el hacinamiento es un hecho real, sobre todo pensando en las condiciones estructurales de habitabilidad de muchas viviendas y departamentos, así como en el número de personas que viven bajo el mismo techo. Esto complejiza aún más el panorama de los niños, niñas y adolescentes que residen en sectores más bien urbanos, al no contar con espacios en los cuales puedan moverse con libertad e involucrarse en actividades de tipo físicas o lúdicas que aporten a su desarrollo integral. 

En un contexto regular, es decir no pandemia, no era raro ver a niños, niñas y adolescentes en calles, plazas y parques interactuando y participando de actividades sociales y lúdicas, este hecho en la actualidad no es factible, pero se extrañan las iniciativas las cuales brinden un resguardo de estos espacios. Quizás no desde una perspectiva de interacción social pues el distanciamiento ahora más que nunca es relevante por el alto número de contagios diarios, pero si la opción de disfrutar franjas de horarios en los cuales se tenga la seguridad y tranquilidad de que estar en espacios públicos, con la debida supervisión y las medidas de resguardo correspondientes, acompañando a los niños y niñas con una finalidad lúdica y de esparcimiento no implique un riesgo de sanción. 

 

Claudio Acevedo 

Académico Escuela Terapia Ocupacional U. Andrés Bello