Candidatos al Concejo de Talagante y Constituyente piden no visitar a Santa Marta para que reciba la basura de esta comuna

Una masiva protesta pacífica protagonizaron funcionarios y funcionarias del Hospital de Talagante, asociados a la FENTESS, FEDEPRUS y FENATS Unitaria, debido al recorte presupuestario del que están siendo objeto por parte del Ministerio de Salud en medio del recrudecimiento de la pandemia en este centro asistencial así como en todo el país.  La movilización se efectuó el mediodía de ayer, mediante el despliegue de lienzos y la verbalización de consignas en el patio de ingreso, además de globos negros y carteles pegados en la reja perimetral del recinto.

“Nosotros, en particular, denunciamos que nuestro presupuesto inicial es menor al del 2020.  Nosotros tuvimos muchos gastos COVID en el 2020, en el cual el gobierno dijo: les vamos a mandar recursos, les vamos a mandar recursos y nunca llegaron.  Entonces, este año estamos con la misma historia y no están llegando los dineros”, afirmó Tatiana Lepe Chandia, vocera de la multigremial del Hospital de Talagante, quien añadió que se actúa más por anuncios que de situaciones concretas.

“Los ministros salen hablando en la tele que quieren complejizar camas, complejizar camas y que dinero para la pandemia hay, pero dónde están, eso es lo que queremos saber.  Que la gente sepa que no están llegando a donde tienen que llegar.  La complejización de camas no es llegar y salir en la tele y decir vamos a aumentar los ventilados, tenemos ventiladores.  Sí, tenemos ventiladores, hoy en día no nos faltan, pero nos falta el recurso humano que es lo más importante”, argumentó Tatiana Lepe.  

Seguidamente, la vocera de los gremios asociados sostuvo que en este contexto sanitario, también, se vive una situación desigual que afecta a centros de salud como el Hospital de Talagante.  “Tenemos una competencia desleal entre lo público y lo privado.  No podemos competir con el sueldo que hoy en día pagan las clínicas, no podemos competir con la infraestructura de una clínica.  Tenemos vocación, sí, pero esto se está transformando en una explotación”, subrayó Tatiana Lepe,.

Consultada por la situación presupuestaria que los afecta, la dirigente adelantó que en las próximas semanas se hará evidente el déficit de recursos económicos, de no haber una respuesta oportuna por el Ministerio de Salud a sus demandas.  “Nosotros partimos con un presupuesto inicial de menos 600 millones de pesos y nuestros recursos van a durar aproximadamente un mes más sino inyectan más para complejizar el nivel del cual estamos.  Piense que de 8 camas pasamos a 27 camas y eso sólo lo UCI, sin contar todo lo que significa complejizar las camas UTI y todo lo que significa arrastre de insumos, entonces, no nos va a dar”, respondió la vocera.

Bajo esta presión con que funcional el personal del Hospital de Talagante, Tatiana Lepe admitió que hay un desgaste laboral y emocional tremendo entre sus colegas.  “No hay palabras para describir lo que se está viviendo acá.  No hay palabras para describir la pena, el agotamiento, la sobrecarga de trabajo.  Lo que ha significado para todos los funcionarios, hoy en día estar con gente joven falleciendo, la verdad que el desgaste mental ha sido tremendo.  Hoy en día tenemos un psicólogo clínico que nos está apoyando durante el día, pero no da abasto.  Las licencias médicas han aumentado, esto es terrible.  Una cosa es estar afuera, de la reja hacia allá, y otra cosa, es vivirlo acá adentro”.

Por último, la vocera de la Multigremial del Hospital de Talagante reiteró el compromiso de cada funcionario con los usuarios de ese servicio e instó a la población a mantener las medidas sanitarias para evitar el colapso del sistema de salud.  “No tengan cuidado, que si necesitan atención la van a tener, el compromiso de todos los funcionarios lo van a tener, que no se preocupen, no queremos causar alarma pública ni nada por el estilo, pero mantengan el autocuidado, cuídense”, terminó señalando Tatiana Lepe Chandia.