Presidente de la Unión Comunal de la Junta de Vecinos preocupado por falta de respeto a estas organizaciones en Talagante

Su disconformidad y molestia con el trato que se les está dando a las juntas de vecinos por parte de la autoridad, así como por algunos concejales, expresó el Presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Talagante, Pedro Valdés.  “Nosotros estamos preocupados por lo que está pasando porque resulta que hay ciertos actores que están pasando a llevar a los vecinos”,  comenzó señalando el dirigente social frente a los últimos acontecimientos ocurridos hace pocos días atrás en esta comuna.

 

Según explicó Pedro Valdés un ejemplo de esta vulneración a la autonomía de las juntas de vecinos de Talagante fue lo que ocurrido con la cancha en comodato tripartito a las juntas vecinos Villa Ensueño, Villa Cordillera y Villa Puertas del Sol y que fue destinada arbitrariamente como estacionamiento de vehículos sin el consentimiento de las dirigentes sociales en mayoría por parte del Alcalde de Talagante, Carlos Álvarez como también de algunos concejales.

“A mí me llamaron las dirigentes porque se pasó a llevar el comodato y con eso se pasó por sobre dos juntas de vecinos, porque aquí se está favoreciendo a Villa Puertas del Sol (…).  Las juntas de vecinos son autónomas, nosotros estamos regidos por una ley y como dijo Katherine Martorell: nadie en Chile está por sobre la ley, entonces, lo que pasó en este caso fue una falta a la institucionalidad de las juntas de vecinos, acá hay concejales y el mismo alcalde, que ahora está como candidato, los que han pasado a llevar las organizaciones sociales”, sostuvo Pedro Valdés.

“Esto no es de ahora, hace bastante tiempo que estamos siendo discriminado como organizaciones sociales”, agregó el Presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Talagante, quien subrayó que la forma cómo se procedió raya en lo delictual, por cuanto además de no respetar la institucionalidad de la cual dependía cualquier decisión sobre esta cancha, se procedió de manera violenta al margen de la ley, por cuanto hubo la invasión de un espacio que, si bien era público, estaba bajo la potestad de un ente administrador.

“En la instancia que me comunicaron a mí, esa cancha se encontraba con un candado, entonces dan la orden de desarrajar el candado y eso es un delito.  Ahora, estas organizaciones dependientes de nosotros como organización mayor y si ellos nos mandatan hacer una denuncia más arriba, nosotros estamos obligados a hacerla y seguir las acciones que correspondan”, señaló Pedro Valdés, quien también culpó de esta situación a uno de los actuales concejales de Talagante.

“Aquí hubo dos concejales que estuvieron metidos en esto, que fueron Sebastián Rosas y Francisco Guajardo.  Respecto de Francisco Guajardo no es la primera vez que interviene las organizaciones sociales, ya tuvimos experiencia con él en el mandato del ex alcalde Raúl Leiva en que intervino un club de adultos mayores, en donde a causa de él hubieron dos directorios”, denunció finalmente Pedro Valdés e indicó que en aquella oportunidad recurrieron al Tribunal Electoral recibiendo el apoyo de esta última instancia.